Panamá, 18 de noviembre de 2004
SECCIONES
Portada
Hoy por hoy
La Ciudad
Nacionales
Deportes
Opinión
Mundo
Negocios
Defensor del lector
Revista
Reseña
Sociales
Horóscopo
SUPLEMENTOS
Ellas Virtual
Martes Financiero
Aprendo Web
R. Empresarial
SERVICIOS
Titulares por email
Directorio de email
Reportajes
Columnistas
TIEMPO LIBRE
Turismo
De interés
Cine
De noche
Restaurantes
Recetas
SEPARATAS
Pulso de la Nación
AYUDA
Guía del sitio
Tarifas
¿Quienes somos?
Contáctenos
VISITA
Defensoría del pueblo
Vea nuestros clasificadosHaga esta su página de inicio

Caso Royo-Varela, ¿la verdad tiene dos versiones?
Historia de socios y sociedades

Bruno Varela, el ex director de la oficina de Morgan & Morgan en Madrid, revela detalles sobre la presunta relación del ex presidente Aristides Royo con empresarios investigados en España por supuesto blanqueo de capitales. Royo, a su vez, lo niega, mientras Morgan & Morgan se defiende del que fuera su antiguo empleado

LINA VEGA ABAD
Enviada Especial

lvega@prensa.com

Bruno Varela García de Paredes explica su caso

El pasado 19 de octubre, el presidente de Panamá, Martín Torrijos, recibió una carta enviada desde España por el abogado Bruno Varela.

La misiva contaba una historia de importantes protagonistas: Aristides Royo –presidente de la República durante la dictadura militar y hoy embajador de Panamá ante la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo Consejo Permanente preside– y su firma de abogados, Morgan & Morgan.

Varela afirma en su carta que sus abogados y la "Fiscalía de la Audiencia Nacional [de España] van a llamar a declarar de forma ineludible a Aristides Royo Sánchez para que sea imputado por estos hechos, de los que es responsable y para los cuales me ha utilizado a mí y pretende cargarme con el peso de su responsabilidad". Se refería Varela a una investigación que se adelanta en España por lavado de dinero.

Las acusaciones de Varela fueron rápidamente descartadas, tanto por Torrijos como por su canciller, Samuel Lewis Navarro. El respaldo a Royo se produjo justamente cuando su nombre empezó a circular en Panamá –aunque no de manera oficial– como aspirante para sustituir al ex presidente de Costa Rica Miguel Angel Rodríguez, cuando este renunció al cargo de secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

No obstante, aún no existe una postulación oficial, salvo una propuesta hecha por la Comisión Permanente de Partidos Políticos de América Latina, una organización de partidos socialdemócratas, en la que Royo tiene viejos amigos desde los tiempos del ex presidente del Gobierno español Felipe González.

La cronología

Los hechos que desencadenaron esta complicada historia comenzaron el 28 de noviembre de 2003, cuando la Policía Judicial Española entró en las oficinas de Morgan & Morgan en Madrid y se llevó la computadora de Varela y documentación escrita.

El representante de Morgan & Morgan en Madrid –Bruno Varela– fue detenido y puesto a disposición judicial, pero fue dejado en libertad tras hacer una declaración y depositar una fianza de 13 mil euros (casi 17 mil dólares).

El 4 de diciembre, Aristides Royo se reunió con Varela en un hotel de Madrid. A la cita también acudió el representante de Morgan & Morgan en Suiza, Jorge Luis Reyes, hecho confirmado por Royo y por Juan David Morgan.

De acuerdo con Varela, se trató de una reunión en la que Royo le pidió discreción. Le solicitó que entregara las tarjetas de crédito corporativas y le sugirió que no se presentara a las oficinas hasta que la situación se aclarara.

Varela relató que en diciembre hubo dos reuniones más con Reyes en Madrid. En la última de ellas, Varela dijo que Reyes lo amenazó y que le pidió que firmara una nota en la que se eximía a Morgan & Morgan de toda responsabilidad de lo sucedido en España. El se negó. La situación se volvió tensa, y el encuentro terminó abruptamente.

Después del incidente, Varela envió un mensaje al bufete para hablar con sus representantes a través de un intermediario. La respuesta fue su carta de despido, fechada el 17 de enero de 2004.

Entre enero y octubre de 2004 se produjo un aparente silencio. Sin embargo, Varela no estaba quieto: había enviado mensajes electrónicos a varios medios de comunicación para contarles su historia. La Prensa fue uno de esos medios.

A finales de agosto de 2004, Bruno Varela viajó a Panamá por asuntos familiares y, según dijo, se sorprendió al escuchar un reiterado comentario entre sus conocidos: "Aristides Royo dice que eres un delincuente".

Por ello, alega Varela, "decidí enviarle la carta al presidente Torrijos, porque mi honorabilidad y la de mi familia estaba en juego".

Las versiones

Cuando la carta de Varela llegó a los medios –a finales de octubre pasado– la reacción, tanto de Royo como de sus socios, fue de absoluto rechazo.

"Se trata de un resentido porque fue despedido... está loco", afirmó Royo. "Es un delincuente que es investigado por la justicia española", declaró a La Prensa Juan David Morgan. Después de ello, renunció del Consejo Editorial de este diario, alegando la existencia de una campaña contra su socio "con el propósito de enlodar conjuntamente el prestigio de Royo y de la firma Morgan & Morgan".

Frente a las posturas encontradas, surgen preguntas: ¿Bruno Varela es realmente un loco, un resentido y un delincuente?

Pulse aquí para apreciar la imagen

Difícil descartar definitivamente todas estas acusaciones sin hacerle, al menos en el caso de la locura, un examen psiquiátrico. Sin embargo, algunos datos pueden ayudar: ni Aristides Royo ni alguno de los otros socios de la firma de abogados parecen haber objetado el trabajo de 13 años de Varela en la firma ni su designación como director de la oficina de Morgan & Morgan en España, sino hasta que la Policía española entró a sus oficinas.

Pero ahora, Juan David Morgan sostiene que hubo varias "señales de alarma" que "no fueron debidamente atendidas" por el bufete.

Una cosa más. Morgan aseguró que otra de las abogadas que labora para la firma en Madrid, Nela Fernández, le comunicó que Varela se ausentaba de su trabajo de forma "reiterada e inexplicable". Incluso, dijo, hubo quejas de varios asociados sobre los ingresos de la oficina de Madrid y cuestionamientos en relación al desempeño de Varela. A pesar de todo, siguió a cargo de la oficina en Madrid, hasta los sucesos de finales del 2003.

La investigación

¿Son o no ciertas las acusaciones que vinculan a Varela con una investigación de lavado de dinero en España? ¿Se trata de una investigación por negocios particulares de Varela –como asegura Morgan & Morgan– o por transacciones generadas por la firma, de cuya oficina en Madrid era su representante?

Algunas de las afirmaciones de Varela están respaldadas por documentos generados por la administración de justicia española.

Una diligencia del 21 de julio de 2004, del Juzgado Central de Instrucción Número 1 de la Audiencia Nacional de Madrid (que hace las veces de investigador penal), señala que: "De la instrucción concluida... se infiere que quienes resultan ser Francisco José Caro Bautista, Bruno Benigno Varela García de Paredes y Francisco Javier Fernández Solís, participan, con ánimo de lucro, en la planificación y materialización de un entramado financiero tendiente a introducir en el circuito bancario legal efectivo procedente de los beneficios producidos por el tráfico de drogas...".

Es decir, existe una investigación por supuesto lavado de dinero en España en la que aparece como uno de los principales imputados Varela.

Pero el documento citado dice más: "Una de las formas de introducción del dinero en el mercado interbancario lo era a través de la entidad panameña Morgan & Morgan, cuyo representante en España lo era Bruno Benigno Varela García de Paredes...".

En otras palabras, Varela es investigado en su condición de representante de Morgan & Morgan en España. Ante esta situación, Juan David Morgan declaró que, "al ser Varela nuestro representante en España, es lógico que Morgan & Morgan aparezca en las investigaciones".

Pero inmediatamente añadió que las oficinas centrales de Morgan & Morgan en Panamá no tenían ningún control de las operaciones llevadas a cabo por Varela en Madrid.

Morgan agregó que la firma ha establecido un procedimiento para investigar a sus clientes, pero es una labor descentralizada, es decir, cada sucursal de Morgan & Morgan es responsable de ejecutar este procedimiento.

El documento judicial ya citado menciona dos sociedades anónimas que eran utilizadas en el supuesto negocio de lavado de dinero: Beauport Comercial LLC y Merville Comercial LLC, ambas constituidas según los procedimientos regulares del grupo Morgan & Morgan.

Beauport Comercial LLC es una sociedad constituida bajo las leyes del estado de Wyoming (Estados Unidos), el 14 de enero de 2003. Según el acta de constitución, esta sociedad sería administrada por otra sociedad –Nominee Shareholders Services Ltd.– establecida en Belice, donde Morgan & Morgan tiene una de sus 16 oficinas para manejar el negocio offshore.

La dirección física de la sociedad Nominee Shareholders Services Ltd. es 35 A Regent Street, Jasmine Court, Suite 101, que es igual a la de la oficina de Morgan & Morgan en Belice.

Además, existe el acta de una reunión de directores de la sociedad Beauport Comercial LLC, celebrada el 27 de febrero del 2003. Esa reunión, según el documento proporcionado por Varela, se celebró en la propias oficinas centrales de Morgan & Morgan en Panamá, donde se le otorgó un poder general a Alberto y Javier Carpio Manzano, quienes –junto a Varela, Caro Bautista y otros más– son blancos de la investigación por blanqueo de capitales en España.

El caso de la otra sociedad investigada –Melville Comercial LLC– es idéntico. Se constituye en Wyoming el 18 de febrero del 2003 y se establece como administradora la misma firma de Belice que forma parte del entramado de sociedades de Morgan & Morgan (Nominee Shareholders Services Ltd.).

Pulse aquí para apreciar la imagen

En los archivos de las oficinas centrales en Panamá solo se pudo confirmar la existencia de los documentos constitutivos de la sociedad y la constancia de que habían sido solicitadas por la oficina de Madrid. En otras palabras, la casa matriz en Panamá no tiene mayor información sobre estas compañías.

Sin embargo, Varela insistió en que los clientes que pidieron estas sociedades fueron recomendados por Aristides Royo, quien, empero, lo ha negado reiteradamente. (Una entrevista completa sobre el tema será presentada hoy en el noticiero de TVN Noticias)

Pero Varela entregó copias de un par de documentos de los que se desprenden hechos reveladores. Uno de ellos es una carta que habría enviado uno de los investigados en España –Francisco Caro Bautista– a Aristides Royo en 1999 y que revelaría una relación con el ex presidente.

Según copia de la misiva, entregada por Varela a La Prensa en Madrid, Caro Bautista le explicó a Royo una serie de diligencias realizadas en España en relación al servicio militar del hijo de Royo (Ver facsímil).

Otro documento que aportó Varela fue un mensaje que supuestamente le envió Royo a él desde su dirección electrónica (aroyo@morimor.com). El texto del mensaje es escueto, pero en él sale a relucir el nombre de Rafael Silva. (Ver facsímil). Royo rechazó categóricamente la autenticidad de este supuesto correo electrónico suyo.

¿Quién es Rafael Silva? Según copias de una serie de tarjetas de presentación que entregó Varela a La Prensa (ver facsímiles), se trata del representante para Europa de una empresa llamada IBER-BAN, cuya dirección en Madrid es Goya 48, 1 izquierda... Se trata del mismo domicilio de Caro Bautista, a pesar de que éste, en su tarjeta de presentación, aparece como director de otra empresa (Asesoramiento Fiscal y Negocios I.L.).

La fortuna

Además de las versiones contradictorias y de preguntas sin respuesta, la carta de Varela a Torrijos menciona un tema especialmente sensible: el supuesto "abundante patrimonio" de Aristides Royo.

Menciona, por ejemplo, un piso en el barrio El Viso (en Madrid) de 300 metros cuadrado –lugar donde actualmente, y según fuentes consultadas por este diario, el metro cuadrado se cotiza en unos 7 mil 800 dólares–; un apartamento en la exclusiva estación de esquí de Baquiera Beret (en Cataluña), una villa en Mallorca y una finca en Granada.

Royo negó la existencia de la finca en Granada y afirmó que el piso de Baqueira Beret es de tiempo compartido.

Pero lo más grave de la denuncia de Varela es la supuesta cuenta que tendría Royo en la Banca Pictet, de Suiza, por un monto de 69 millones, 797 mil dólares, cosa que el ex presidente rechaza enfáticamente. "Trabajo para vivir", aseguró Royo.

Varela sostuvo que, debido a su cercana relación con Royo, tuvo –en algún momento– acceso a copias de documentos que daban fe de la existencia de esta cuenta a nombre de Tronico Inc., sociedad anónima a cuyo nombre está el piso, según el Registro de la Propiedad Número 14 de Madrid.

Tronico es una sociedad registrada en Panamá en 1980. Su agente residente es Morgan & Morgan y sus dignatarios son Adela María Ruiz González (presidenta); Marta Elena Royo Ruiz (tesorera) y Natalia Royo Ruiz (secretaria).

Frente a las versiones contradictoras y la investigación que se lleva a cabo en España, es presumible que esta historia apenas está en sus primeras líneas.

1
2
3
1 y 2- Rafael Silva Toro, quien presuntamente fue recomendado por Aristides Royo para que la oficina de Morgan & Morgan en Madrid le gestionara sociedades y cuentas bancarias, utlizaba como dirección profesional la misma que la de Francisco Caro Bautista.

3- Copia del mensaje electrónico presuntamente enviado por Royo a Varela, donde le recomendaba a Silva como "un amigo de la familia del esposo de mi hija en Colombia". Royo ha negado la veracidad de este mensaje.

Además en portada

Donald Rumsfeld propone utilizar ejércitos contra los terroristas
Panamá, un buen lugar para vivir
Dani Kuzniecky, candidato a contralor
El laberinto de Aristides Royo
Alcanzamos por fin la victoria...
Intensa diatriba por ‘plan’ Rumsfeld
Diplomático de EU niega militarización
‘Combatir corrupción sin revanchismo’
Condenan a dos radiólogos del Oncológico
Cumbre Iberoamericana por la educación
Latinos desconocen geografía de Europa
A la Corte casos contra Mireya Moscoso
Inicia semifinal del Concurso de Piano
Presupuesto pasa primera prueba
Aclaraciones
Poderes del Estado merecen respeto, advierte Torrijos
IDAAN debe pagar 2.6 millones a la CSS
Varela niega negociación con Moscoso
Campaña electoral polémica en la UP
Mercedes Villalaz implicó a directores
Buseros piden inclusión en negociaciones de CANATRA
Imponen multa a empresa del Grupo Shahani
Protestan vecinos de Pedregal
Reportaje: Historia de socios y sociedades





¦
Portada¦ Hoy por hoy¦ La Ciudad¦ Nacionales¦ Deportes¦ Opinión¦
¦
Mundo¦ Negocios¦ Revista¦ Reseña¦ Última hora ¦ UH Mundo¦
¦
UH Negocios¦ UH Deportes¦ UH Farandula ¦ UH Ciencia y Salud¦ UH Tecnología ¦ UH Cultura ¦ UH Curiosidades ¦

Corporación La Prensa TEL (507)222-1222
Apartado 6-4586 El Dorado Ave. 12 de octubre, Hato Pintado Panamá, República de Panamá
 
Derechos reservados. Corporación La Prensa.